Un western oriental repleto de acción

El western o "cine del oeste" es probablemente el género cinematográfico más autóctono de Estados Unidos puesto que, a partir de estas películas de vaqueros y sus diversas desventuras, la antigua colonia europea ha construido sus mitos fundacionales. Esta épica del nacimiento de la nación norteamericana se ha ido desarrollando a lo largo del siglo XX junto con el propio medio cinematográfico, evolucionando no sólo en sus contenidos argumentales sino en sus características estéticas y narrativas. Así pues, es posible hablar del western clásico de los años 50 o de las múltiples vertientes que este género ha tomado, las cuales van desde los spaghetti westerns al western crepuscular pasando por westerns musicales o introspectivos. No obstante, con el paso del tiempo, la propia fórmula del género parece haber perdido su hondura histórica y emocional para convertirse en un cierto tipo de película al servicio del cineasta.

Esta descontextualización e hibridación del western es lo que ha hecho posible que encontremos peculiares películas de vaqueros procedentes de una tierra tan remota como Asia. Si en el año 2007 el irreverente Takashi Miike sorprendió a propios y extraños con Sukiyaki Western Django, una película del Oeste ambientada en el Japón del año 1.100 en el que los pistoleros se baten contra espadachines que manejan katanas y en la que hace un cameo el iconoclasta Quentin Tarantino, hoy nos encontramos con un nuevo exponente de lo que podemos denominar como el "western oriental". Se trata de El bueno, el malo y el raro, del cineasta surcoreano Kim Ji-woon.

Ya desde el propio título de la película se observa el homenaje al mítico film de Sergio Leone pero, más allá de esta referencia, El bueno, el malo y el raro poco tiene que ver con la película protagonizada por Clint Eastwood salvo el enfrentamiento que se produce entre tres hábiles pistoleros. La película de Kim Ji-woon se ambienta en la Machuria de los años 30, un lugar inhóspito al que muchos coreanos han emigrado debido a la ocupación japonesa de su país. Se trata de un territorio desértico en el que numerosos grupos se enfrentarán por conseguir el mapa de un antiguo tesoro. Además del ejército japonés y un grupo de ladrones, tres peculiares personajes lucharán por hacerse con dicho mapa. Se trata de un implacable caza-recompensas (el bueno, un asesino a sueldo (el malo) y un alocado ladrón (el raro).

Esta es la premisa argumental de la que parte el film, que arranca con una sorprendente y entretenidísima secuencia de acción consistente en el asalto a un tren repleto de pasajeros. Con un gran dominio del montaje y la planificación, Ji-woon nos sumerge de lleno en esa peligrosa tierra y presenta a los tres personajes caracterizándolos tanto por su aspecto como por sus acciones. Yoon Tae-goo (el raro) se infiltra en el tren disfrazado como un vendedor de tortitas para robar a los oficiales japoneses que viajan en él. Su aspecto desaliñado y su carácter impulsivo le dan un toque cómico, lo cual se ve desarrollado por sus comentarios y expresiones. Por su parte, Park Chan-yi (el malo) ha recibido el encargo de robar el mapa del tesoro y, para ello, asalta el tren con sus hombres. Este personaje tiene una apariencia decididamente cool pues viste elegantemente de negro, lleva guantes de cuero y luce un peinado que le oculta uno de sus ojos. El tercero en discordia es Park Do-won (el bueno), que llega en busca de "el malo" y "el raro" para cobrar las recompensas que ofrecen por ellos. Armado con un rifle y vestido como un auténtico vaquero, este personaje ayuda a los inocentes y parece tener nobles ideales.

Tras esta escena inicial, la película nos muestra las continuas idas y venidas de los personajes y sus sucesivos encuentros mientras luchan por conseguir el mapa. El film combina de este modo numerosas escenas de acción en las que el espectáculo prima por encima de todo y en las que asistiremos a escandalosos tiroteos o múltiples persecuciones a pie o a caballo con otros momentos más tranquilos en los que se desarrollan los personajes. Y es que, a pesar de que los tres protagonistas puedan ser reducidos a los tres estereotipos que aparecen en el título, lo cierto es que todos son más complejos de lo que parecen. En cierto modo, todos tienen algo de heroico, malvado y extraño, además de ocultar alguna que otra sorpresa que el espectador descubrirá hacia el final del film. En suma, todos ellos comparten una fuerte determinación y habilidad con las armas, además de perseguir las riquezas que conlleva el mapa del tesoro. Para dar vida a estos tres personajes, el director ha contado con tres importantes actores coreanos. El popular Song Kang-ho, protagonista de grandes éxitos como Memories of Murder o The Host interpreta al "raro", un ladrón que prefiere una motocicleta a un caballo. Por su parte, Lee Byung-hun encarna al "malo", un cruel personaje que supera su rol de villano para convertirse en alguien atractivo y carismático. Y, por último, Jung Woo-sung se encarga de dar vida al "bueno" con tal precisión que parece que el rifle que maneja forme parte de su propio cuerpo.

Como ya hemos comentado, uno de los grandes puntos fuertes del film son sus secuencias de acción. Kim Jee-woon construye una película con un ritmo apasionante que atrapa al espectador desde el principio y le obliga a permanecer sentado en su asiento mientras despliega ante sus ojos toda una galería de peleas, persecuciones y luchas. Sin duda, El bueno, el malo y el raro ofrece un gran espectáculo que hará las delicias de los amantes de la acción y la aventura. Gracias a un montaje milimétrico y a una planificación espléndida (aunque quizás abuse un poco del uso del zoom), Jee-woon juega con el ritmo del relato a su antojo. Cabe destacar también la banda sonora de la película, que se mueve entre temas que recuerdan indudablemente a las melodías de Morricone y otras pistas instrumentales más contemporáneas.

Kim Jee-woon es uno de los cineastas coreanos más interesantes puesto que, a lo largo de su filmografía, ha ido cultivando con gran éxito distintos géneros. Desde su debut en 1998 con The quiet family, la comedia negra que inspiró La felicidad de los Katakuri de Miike, Jee-woon ha abordado el terror con Dos hermanas A tale of two sisters, cuyo remake norteamericano ha sido estrenado hace poco, o el thriller, A bittersweet life. El bueno, el malo y el raro es un paso adelante en su obra que confirma su gran habilidad para abordar (y redefinir) géneros clásicos. Además, esta película es el proyecto cinematográfico más ambicioso producido nunca en Corea disponiendo de un presupuesto de más de 17 millones de dólares. El hecho de contar con populares estrellas y una puesta en escena de lo más espectacular hizo que el público coreano acudiera en masa a las salas de cine, llegando a alcanzar más de siete millones de espectadores en Corea. El film también ha cosechado un gran éxito fuera de su país de origen, pues ha sido exhibido en el Festival de Cannes de 2008 y se alzó con dos premios en el Festival de Sitges de 2009: los de Mejor Director y Mejores Efectos Especiales. En nuestro país ha sido editada en DVD por Mediatres Estudio, dentro de su serie Winds of Asia. La edición, más que correcta, tiene una gran calidad de imagen y sonido así como doblaje en español y coreano pero debemos señalar la ausencia de cualquier tipo de contenido extra.

Sin duda, El bueno, el malo y el raro es una película muy a tener en cuenta por todos los aficionados al cine oriental, los amantes de las películas de acción y, quizás, los seguidores del western. El director ha sabido reinterpretar la fórmula de este género tan convencional para adaptarlo a sus propias inquietudes y a su estilo cinematográfico, consiguiente unir la épica y la comedia en una película plagada de grandes momentos.

Trailer de El bueno, el malo y el raro en español

  • Bueno_Malo_Raro_Caratula.jpg
    389,85 KB | Hits: 248

Ficha técnica

Título: El bueno, el malo y el raro
Título original: Joheunnom nabbeunnom isanghannom
Dirección: Kim Ji-woon
Guión: Kim Ji-woon, Kim Min-suk
País: Corea del Sur
Año: 2008
Duración: 130 minutos aprox.
Género: Western. Acción. Aventuras..
Reparto: Song Kang-ho, Lee Byung-hun, JungWoo-sung, Yun Je-mun, Ryu Seung-su.
Música: Dalpalan, Chang Young-gyu
Fotografía: Lee Mo-gae
Montaje: Nam Na-young
Edición en España: Mediatres Estudio dentro de la serie Winds of Asia.
PVP: 17,99 euros.

Comentarios

erick locki salguero

Martes, 20 de noviembre de 2012 22:44:06

la pelicula llamada "the good the bad the weird" me dejo una gran impreción.Jamas habia visto tan extraordinaria pelicula, es la mejor de todas.
Son unas buenas escenas y tienen unas buenas músicas de fondo.

Añadir comentario
  • Soy usuario de Mangaes
  • No soy usuario de Mangaes pero quiero registrarme
  • No soy usuario de Mangaes, usaré mi mail
(El email no se verá públicamente)