La vida es injusta y a Tohru Honda le ha tocado una papeleta. Apenas ha empezado la escuela superior cuando su madre, su única familia cercana, muere en un accidente de tráfico. La pobre Tohru acaba viviendo en una tienda de campaña entre trabajo e intentar acabar sus estudios tal y como le prometió a su madre.
Sin saberlo, los terrenos en los que Tohru ha decidido tomar residencia son propiedad de la familia Souma y en particular de la casa habitada por Yuki Souma y su primo Shigure. Yuki es de hecho uno de los compañeros de clase de Tohru, y es un ídolo entre las chicas de la escuela. Yuki y Shigure no tardan mucho en descubrir el secreto de Tohru y al conocer su historia, deciden dejarla vivir en su casa a cambio de que ella limpie y cocine (no os creáis que la pobre chica sale perdiendo, le encanta limpiar y de hecho su trabajo a media jornada es de "señora" de la limpieza... ).

La nueva y armoniosa vida de Tohru acaba pronto, sin embargo, cuando otro primo de Yuki aparece en escena. Kyou Souma es de su misma edad y los dos se llevan a matar. Es en una de estas peleas en las que Tohru descubre el horrible secreto con el que cargan algunos de los miembros de la familia Souma: al ser abrazados por un miembro del sexo opuesto, ¡se convierten en los animales del zodiaco chino!
Así pues Tohru se ve metida de lleno en la vida de esta familia y sobre todo en la de Yuki y Kyou, rata y gato, que diga.
Todo no es tan sencillo como parece, y los miembros del clan Souma están especialmente llenos de problemas. La familia es tan grande que prácticamente nadie conoce a todos los demás miembros, y para variar, el jefe es un chico maniático y sádico llamado Akito, cuya afición principal parece ser hacerle la vida imposible a los demás. Nadie entiende a Akito, y a pesar de que los miembros más mayores sepan lo que transpira entre sus manos, nadie parece hacer nada para detenerle. Yuki, en especial, es su víctima favorita. Akito aprueba que Tohru viva con ellos y que siga conservando su memoria del "secreto" de la familia Souma... y uno acaba preguntándose el por qué.

Yuki Souma (la rata) es un chico simpático y sereno pero solitario. Debido a que siempre ha tenido que alejarse de las chicas, tiene reputación de ser frío y raro en la escuela. Sin embargo, con Tohru Yuki descubre que hay alguien con quien puede hablar de cualquier cosa y con el que puede sentirse cómodo de verdad; por Tohru, él haría lo que sea. Yuki tiene una adversión especial al hecho de que algunas veces parece una chica y es muy bueno en artes marciales, derrotando a Kyou aparentemente sin esfuerzo alguno.

Kyou por su parte es todo lo contrario a Yuki. Hace las cosas sin pararse a pensarlas antes, tiene una boca demasiado grande y mete la pata continuamente. Odia a Yuki con toda su alma y Yuki devuelve el sentimiento con igual ardor, aunque a medida que los dos se ven forzados a vivir y estudiar juntos, las cosas parecen ir cambiando poco a poco. Kyou también ve a Tohru como alguien con quien puede estar a gusto, y es la única persona por la que intenta hacer cosas que no le gustan. Kyou se transforma en el gato, animal que según cuenta la leyenda fue engañado por la rata y perdió así su puesto entre las estrellas. Lo único a lo que de verdad teme Kyou es... Kagura.
Kagura (el cerdo) es una chica de su misma edad aproximadamente; muy simpática y dulce, es todo mimos hasta que Kyou entra en escena. Enamorada de él desde pequeña, Kagura siente cierta tendencia a abusar maniáticamente del pobre hombre, y Kyou siempre intenta huir de ella. Kagura es muy buena chica, eso si, siempre y cuando Kyou se comporte decentemente con ella.

Shigure (el perro) pertenece a un grupo más mayor que el de Yuki, Kyou y Kagura junto con Ayame (la serpiente, hermano mayor de Yuki) y Hatori, el dragón (conocido como caballito de mar por estas tierras). Shigure es un hombre feliz y contento que sin embargo puede ejercer cierto poder sobre Akito. A pesar de parecer bastante descuidado, mejor no atravesarse en su camino. Hatori, por el contrario, es un hombre serio, responsable y amargado. Tiempo antes, se enamoró de su ayudante, pero cuando le comunicó a Akito que iba a casarse, este no se lo tomó bien y le entró un ataque de rabia, hiriendo a Hatori y echándole la culpa a su novia. El pobre Hatori no tuvo más remedio que borrarle la memoria a la pobre chica y renunciar a ella. Hatori es el médico de la familia, y tiene el poder de borrar la memoria.

Otros dos personajes que se suman pronto al tinglado son Momiji (el conejo) y Hatsuharu (la vaca). Momiji es el chico súper-alegre y súper-simpático que todos quisiéramos tener por hermano pequeño. A pesar de ser bastante más mayor de lo que aparenta, Momiji se comporta como un niño pequeño y adora a Tohru. Momiji no se salva del pasado oscuro que parece tocarle a todos los miembros del clan, y tuvo que ver como su a su madre se le borró toda memoria de él y comenzó una nueva vida con otro hombre, teniendo una nueva hija.
Por su parte Hatsu es un chico de bastante buen ver, un año más joven que Yuki y Kyou y de siempre admirador de Yuki. De hecho, como le confesó a Tohru sin problemas, Yuki fue su primer amor. Con el tiempo esto se ha convertido en amistad.
Otros miembros Souma que han aparecido recientemente en la historia son Kisa (el tigre), una niña amable y sencilla que tiene que aprender a gustarse a sí misma y que ve a Tohru como su ídolo; Hiro (la oveja), primo de Kisa y enamorada de ella; y Ritsu (el mono), un chico más mayor que Tohru, totalmente alocado y con un complejo de inferioridad de echarse para atrás.

Fuera del clan, los personajes más importantes son Arisa Uotani, una chica que solía ser miembro de bandas femeninas pero quién cambió al conocer a la madre de Tohru (que es leyenda entre esas bandas), y Saki Hanajima, una chica bastante oscura que parecer ser capaz de leer los ánimos de la gente alrededor suyo. Las dos van a la misma clase que Tohru y son sus mejores amigas. Ellas la protegen de gente como el Club de Fans de Yuki (que quisieran poder poner la cabeza de Tohru en un pica, metafóricamente hablando) y están allí siempre que Tohru necesita consuelo.
¿Y Tohru Honda? no se puede describir mejor a un personaje que mediante las reacciones que los demás personajes tienen sobre este. Tohru es una chica sencilla e inocente, pero no tonta, ni llorica. A pesar de haber perdido el ser al que más quería, ella guarda todos los recuerdos de su madre e intenta superarse a sí misma en vez de sucumbir a depresiones. Tohru intenta ayudar a los demás y es valiente cuando sus amigos la necesitan. Sabe ver más allá del exterior y es completamente honesta. A pesar de admirar a Yuki, todavía no se ha decantado románticamente del todo por este o Kyou.
Con tanto animalejo suelto por este mundo, la historia en si es como habréis adivinado ya, una comedia hilarante por encima, con un subtexto lleno que remolinos y tinieblas por debajo dependiendo de con quién se esté tratando.

El anime

En una palabra, desc*jonante (como otros e-zines de menor nivel que este lo calificarían). Este anime le da una patada a la mayoría de los momentos más oscuros e intensifica la acción y el buen humor. Cada episodio está lleno de escenas preciosas sin igual que te dejan llorando de la risa. A pesar de empezar de modo sencillo, toma velocidad deprisa.
La historia del anime es copiada del manga con papel carbón. Los momentos cómicos están ensalzados como solo la animación puede permitirlo y consiguen que un manga bastante marcado para chicas, se convierta en un anime para todo el mundo. Es por esto que aspectos como el romance y el drama se resientan. A pesar de dejar los momentos dramáticos más importantes como el pasado de Hatori, estos están dirigidos más hacia conseguir una confrontación activa, algo que te haga desear venganza más que algo que te haga sentir pena.
Así mismo el papel de Yuki en la vida de Tohru es achicado y el de Kyou alargado para poder dar la impresión de que los dos están de verdad al mismo nivel en los ojos de ésta. Además, las fans de Yuki se encuentran con otro problema bastante grave, y es que Yuki, gracias a su dobladora Aya Hisakawa, suena directamente como una chica en bastantes ocasiones. El hecho de que Yuki tenga rasgos afeminados es solo tolerado debido a que puede llegar a ser bastante hombre según que momentos; pero una no puede sentir mucha admiración por el pobre en esas ocasiones cuando lo que se oye es una chica.
Más que recomendado, muy mal tendría que ir en los pocos episodios que quedan para hacer que este título no sea una joya para los fans del shoujo y los que no.

El manga

Creado por Natsuki Takaya y todavía publicándose en la revista de shoujo manga Hana to Yume, Fruits Basket (o Furuba, como también lo veréis llamado de vez en cuando) es uno de sus éxitos más grandes. Este es el tipo de manga que desgraciadamente el fan occidental suele pasar por alto a menos que se lo lean en la mencionada revista. Los tomos de la editorial Hakusensha no brillan por sus maravillosas portadas llamativas, de hecho, asustan un poco con sus colores sobrios y una simple ilustración dentro de un cuadrado. Para arreglar las cosas, las ilustraciones en las portadas de los tomos de Fruits Basket son bastante... er... sosas. Para que mentirnos, la señorita Takaya es una autora de manga mucho más de lo que es ilustradora.
Otro problema del manga es que empieza un poco lento, y muchos pueden pasar ampliamente de él tras leer simplemente el primer tomo (eso contando con que el maravilloso dibujo de Takaya no les haya enganchado desde la primera página). Pero hacer eso sería un error, ya que lo bueno empieza pronto y en cuanto te descuidas, estás totalmente enganchado.
Lo mejor de este manga, es que es una combinación de muchos temas interesantes. Por un lado tenemos a todos los personajes y sus problemas y por el otro, toda la comedia que resulta de las excentricidades de estos y como se relacionan entre ellos. Comedia, drama y romance, cuando combinados bien, no se pueden superar.
Los momentos oscuros en el manga son bastante más oscuros que en el anime, a pesar de no ser frecuentes. Las historias de personajes como Momiji o Kisa te hacen sentir de verdad por ellos, mientras que los hechos relacionados con el pasado de Hatori y en especial Yuki te hacen sufrir directamente. En el manga, el problema de Yuki es bastante más oscuro de lo que te hacen ver en el anime, y todavía no se saben todos los hechos relacionados con lo que parece ser un momento bastante grave que le pasó a Yuki, aunque éste no se acuerde y del que Kyou parece tener algunas memorias. Esto también está relacionado con un encuentro entre uno de los dos con Tohru cuando esta era una niña pequeña.
Fruits Basket es una historia sobre personajes y no sobre un romance. Aún así, este manga también es más que recomendable para cualquier amante del género y para los que no. Sin embargo, los que prefieran sus historias felices y contentas, mejor probar con el anime primero.

Ficha técnica

Fruits Basket
Autora: Natsuki Takaya.
Manga: 9 tomos (hasta la fecha) en la revista Hana to Yume de Hakusensha.
Anime: Serie TV de 26 episodios producida por Deen y emitida por TV Tokyo.

Comentarios

Añadir comentario
  • Soy usuario de Mangaes
  • No soy usuario de Mangaes pero quiero registrarme
  • No soy usuario de Mangaes, usaré mi mail
(El email no se verá públicamente)